La piel de mi bebé es muy sensible, ¿qué debo hacer?

La piel de los bebés es muy diferente a la piel de los adultos. Es hasta diez veces más fina, se seca con facilidad y resulta mas propensa a alergias e irritaciones. Su piel tiene menos melanina que la de los adultos, por eso tienen más sensibilidad al sol. Además, sus glándulas sudoríparas no funcionan todavía a pleno rendimiento, por lo que si suda mucho puede producirse una erupción llamada sudamina. Conociendo sus características, es necesario darle una serie de cuidados específicos:

  • A la hora del baño, utiliza jabones líquidos infantiles, hipoalergénicos y con pH neutro, que respeten el manto ácido cutáneo. También es importante que utilices una esponja suave, preferiblemente natural.
  • Después del baño, una vez que esté bien seco, es importante que apliques a tu bebé una leche infantil hidratante, dándole un suave masaje por todo el cuerpo.
  • Cuando le pongas el pañal, debes asegurarte de que tu bebé tiene totalmente secos los pliegues de las nalgas y las ingles. Así mismo, aplica una buena capa de crema protectora en el culito para crear una barrera que prevenga las posibles irritaciones en esta zona.
  • Al salir de paseo con el bebé, es importante que protejas su piel. En otoño e invierno, cubre sus zonas más delicadas para protegerle tanto de resfriados como de la acción resecante del frío. En verano, para protegerle del sol, aplícale una crema facial hidratante con protección solar.

¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Compártelo en Facebook
Share on twitter
Compártelo en Twitter
Share on linkedin
Compártelo en Linkdin
Share on pinterest
Compártelo en Pinterest

Encuentra tus productos

Todos los productos en nuestra farmacia.